Presentación PGE2022 - MITMA

Intervención de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana Raquel Sánchez

Buenas tardes a todas y a todos. Os agradezco vuestra asistencia a este acto de presentación de Presupuestos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para el año 2022.

Porque hoy celebramos uno de los actos más relevantes en la acción política de un Gobierno y de un Ministerio.

La presentación de unos presupuestos donde nuestras prioridades y compromisos aterrizan en el territorio. Especialmente en este Ministerio.

Son unos Presupuestos pensados para la recuperación justa, para hacer de España un país más productivo, más competitivo y más sostenible, y sobre todo para garantizar que la mejora económica llega a todas las familias.

Para que todos los colectivos sociales, los territorios y la ciudadanía cuenten con más recursos y mejores servicios públicos. Una red de seguridad de la ciudadanía y un motor de innovación y de crecimiento económico.

Unos Presupuestos que se enmarcan en una etapa de fuerte crecimiento de nuestra economía y que, junto a la inyección de los fondos europeos, nos dan la oportunidad de recursos para la inversión social y también para la inversión productiva.

Inversiones, impulsos y transformaciones que ya estamos imprimiendo a la acción del Gobierno y en concreto, en este Ministerio.

Como verán, hoy presentamos unas cuentas expansivas para el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que, tratan de insuflar aún más aire a la economía española.

Presentamos, por lo tanto, unos Presupuestos de impulso y de modernización.

Para impulsar el crecimiento económico y acelerar las reformas que nos permitirán en el futuro ser más resilientes en lo social, en lo económico y en lo medioambiental.

Porque este Ministerio es uno de los principales instrumentos de transformación de nuestro país. Y vamos a ejercer esta función como punta de lanza de la transición ecológica y digital, que son claves en la sostenibilidad de nuestro modelo productivo y en la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas.

Dicha sostenibilidad sería imposible si olvidáramos esa componente social a la que antes me refería, que es la que asegura que la recuperación es justa y que el crecimiento alcanza a todos, especialmente a los más vulnerables.

Porque no hay desarrollo sostenible si se ignora a los más desfavorecidos. Pero tampoco lo hay sin un reparto equitativo de unos recursos que han de ser de todos y para todos.

Además, estos Presupuestos promueven la igualdad y la cohesión entre personas y territorios. Para asegurar las oportunidades con independencia del lugar en el que hayamos nacido.

En definitiva, una intensa recuperación. Una recuperación justa en beneficio de todos y de todas.

Permitidme que entre ahora al detalle.

Estamos ante los Presupuestos más ambiciosos de los últimos 12 años.

Más de 19 mil millones de euros para el presupuesto más sostenible y social del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. 

De éstos más de 19.000 millones, la inversión asciende a 16.286 millones de euros, lo que representa un incremento del 17% respecto a los Presupuestos vigentes y con los que prácticamente estamos duplicando los presupuestos que heredamos del anterior Gobierno.

Son, por tanto, la continuación de un cambio radical de tendencia que ya arrancamos el pasado año.

Unos presupuestos ambiciosos que nos permiten materializar el impulso decisivo para la recuperación económica, la modernización, la sostenibilidad y la creación de oportunidades que España necesita.

Y lo son porque este Ministerio, nuestras inversiones y las políticas que desarrollamos, son claves para la recuperación. Por eso, nuestra inversión representa alrededor del 40% de toda la inversión pública de los PGE.

Unos Presupuestos para una España descentralizada y coordinada.

Donde además de las inversiones propias del Ministerio, contemplamos más de 3.600 M€ de transferencias a Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

Por tanto, un gran impulso a nivel estatal y también territorial.

Y podemos dar ese impulso gracias al histórico Plan Europeo de Recuperación para la transición ecológica y digital, para la igualdad de género y también para la igualdad social y territorial.

Los Presupuestos del Ministerio para 2022 recogen 6.500 millones de euros en inversiones financiadas por el Plan Europeo. Gracias a este Plan, continuamos acelerando e implantando las políticas por las que apostamos en movilidad y en vivienda. En concreto, con cargo a este Plan vamos a invertir:

  • 1.740 M€ para descarbonizar nuestras ciudades.
  • 2.273 M€ para cohesionar, conectar y modernizar la movilidad.
  • Y cerca de 2.500 M€ para la vivienda. Para la creación de un verdadero parque de vivienda de alquiler social y para la rehabilitación de nuestro parque edificatorio como pieza clave en la reactivación económica y su capacidad de creación de puestos de trabajo.

También en lo que se refiere a Movilidad sostenible y vivienda en un Plan de Recuperación que avanza.

En el Ministerio, hemos adoptado, desde su concepción, un papel protagonista en su desarrollo y el de ejecución de este Plan.

Por nuestra capacidad para gestionar en el corto plazo inversiones con alto potencial transformador y un gran efecto tractor en la economía, lideramos las dos principales inversiones del Plan: movilidad sostenible, vivienda y ciudades.

Y lo estamos haciendo. Porque como les digo, la recuperación que tenemos encomendada, está avanzando.

De los más de 16.700 millones de euros que gestionamos, a día de hoy, hemos activado ya más de 8.000.

Porque hemos licitado, adjudicado y ejecutado inversiones directas de este Ministerio para nuestra red de infraestructuras y movilidad.

Hemos acordado, desarrollado y aprobado los instrumentos normativos necesarios para la activación de la rehabilitación y la creación de viviendas.

Y hemos puesto en marcha las convocatorias necesarias para empezar a desplegar los fondos destinados a la transformación de municipios y ciudades a través de la movilidad de bajas emisiones y la Agenda Urbana.

Todo ello para la descarbonización de nuestra economía -nuestra principal arma contra el cambio climático-, para mejorar la salud de las personas y como acicate a nuestro tejido empresarial más innovador.

Transformaciones que ya estamos materializando y para las que estos presupuestos, con más de 6.505 millones de euros, aseguran su continuidad.

Inversiones y reformas en el ámbito sostenible, digital pero insisto, sobre todo en lo social.

Porque si con la reciente aprobación del anteproyecto de Ley de Vivienda hemos querido convertir su acceso en un derecho y consagrar su función social, con los Presupuestos del próximo año en materia de vivienda reforzamos nuestro compromiso de hacerlo realidad.

Aquí sí que cabe hablar de la mayor partida de la historia: 3.290 millones de euros.

Unos presupuestos que suponen un cambio de orden de magnitud con respecto a las cifras que este Ministerio invertía en las etapas del anterior Gobierno. Para que se hagan una idea, multiplicamos por 7 el presupuesto heredado en 2018.

Jamás se había invertido tanto en rehabilitación y promoción pública para responder a lo que es una urgencia social. Para lo que es una necesidad perentoria de muchísimas familias y de miles y miles de jóvenes, cuya emancipación vamos a apoyar con el bono del alquiler.

La vivienda es el pilar fundamental del Estado del Bienestar. Disponer de un hogar digno proporciona una carta de ciudadanía sin la que sería imposible disfrutar de otros derechos como la libertad, la seguridad o la intimidad.

Por eso, este año, el presupuesto para vivienda vuelve a hacer historia, y lo incrementamos cerca de un 50%. Así, dentro del Presupuesto de Vivienda, contemplamos:

  • 1.389 M€ para el Programa de recuperación económica y social en entornos residenciales.

Donde definimos la renovación y rehabilitación tanto a gran escala, propiciando la trasformación física ambiental de los barrios y del entorno urbano, como en el ámbito también de la edificación y la vivienda.

  • 600 M€ para la rehabilitación sostenible y la digitalización de edificios de la Administración Pública en sus niveles autonómico y local, entidades del sector público institucional, y usos públicos como el administrativo, educativo, sanitario o asistencial.
  • 25 M€ para la rehabilitación arquitectónica,
  • 663 M€ para nuestro Plan de vivienda para el alquiler asequible,
  • 432 M€ para nuestro Plan de Vivienda Estatal 2022-2025.
  • Y 200 M€ para los jóvenes. Porque los jóvenes de entre 18 y 35 años son el colectivo que mayores dificultades tienen para acceder al mercado de vivienda y nos corresponde a los poderes públicos tomar medidas para revertir esa situación.

Por eso, hemos implantamos este bono joven para el alquiler. Un pago de 250 euros al mes destinado a jóvenes de entre 18 y 35 años que acrediten rentas de trabajo y tengan unos ingresos inferiores a tres veces el IPREM.

En definitiva, 200 millones de euros y con los que prevemos ayudar 70.000 jóvenes en su desarrollo y también en su emancipación.

Y, como saben, el otro gran reto que tenemos en el Ministerio es transformar nuestra movilidad. Una movilidad segura, sostenible, inclusiva y digital.

Un sector que concebimos como estratégico para el desarrollo global de la economía del país.

Que garantiza la movilidad de los ciudadanos, que responde a la libre circulación de mercancías y constituye una herramienta básica para incrementar la productividad de la economía española.

Un pilar fundamental para lograr los objetivos medioambientales de una sociedad moderna y desarrollada como la nuestra.

Por este motivo, el PGE 2022 responde a estas necesidades, y es una de las palancas que materializarán el cambio de enfoque del Ministerio que dirijo.

Un cambio de enfoque en el que, sin renunciar a la construcción y la mejora continua de nuestra red de infraestructuras, materializamos inversiones donde los servicios, la sostenibilidad, la digitalización, la tecnificación y la aplicación de sistemas inteligentes de transporte tienen un papel central.

Por eso apostamos por la movilidad sostenible e innovadora.

Apostamos también por el transporte público, las ciudades y los territorios, por los servicios, por las formas de movilidad activa y sobre todo por los ciudadanos y las ciudadanas. En este sentido:

  • Asumimos las subvenciones a consorcios, autoridades metropolitanas y entidades locales para financiar el transporte colectivo urbano, que recibirán hasta 473 M€.
  • Incluimos más de 1.100 M€ para actuaciones en Zonas de Bajas Emisiones y transformación digital y la transformación de las flotas de autobuses.
  • También para las formas de movilidad activa como la bicicleta e impulsar definitivamente la digitalización de la movilidad de las Comunidades Autónomas, PYMES de transporte de viajeros y mercancías por carretera, y de los servicios de transporte de viajeros y mercancías en el ámbito nacional.
  • Y como novedad importante, destinamos 5 M€ para financiar la “Conectividad territorial innovadora”, a favor de las comunidades autónomas y las entidades locales.

Una nueva línea de acción, ésta, con la que pretendemos responder de forma alternativa, innovadora, y eficiente a la conectividad del ámbito territorial, muy especialmente en zonas en riesgo demográfico que, requieren soluciones que van más allá de los enfoques tradicionales que en múltiples ocasiones se han revelado ineficaces.

Una nueva línea para apoyar financieramente la implantación de soluciones innovadoras de movilidad a nivel territorial, y acompañarlas en su proceso de implantación y seguimiento.

En definitiva, una movilidad sostenible y digital que prioriza el transporte público como forma de transporte eficiente, colectiva y al servicio de todos y todas.

Y en la que, además, priorizamos el ferrocarril como medio de transporte sostenible que, en los entornos urbanos se traducirá en más y mejores Cercanías a las que destinamos más de 1.500 M€.

Un impulso por el ferrocarril que trasladamos también a nuestra red de largo recorrido. Destinamos al ferrocarril más de 6.700 millones de euros.

Y prestamos, insisto, especial atención a la mejora de nuestra red convencional para la que aumentamos las inversiones en torno a un 55%.

Así, por tanto, nuestras prioridades en el ferrocarril se ven respaldadas en este proyecto de Presupuestos.

Adicionalmente a la inversión en Cercanías, incluimos 5.211 M€ para el conjunto de la Red Transeuropea y para actuaciones de intermodalidad y logística: accesos ferroviarios a puertos, terminales, digitalización de las cadenas logísticas y las actuaciones incluidas en nuestro Plan Mercancías-30.

Porque tenemos que materializar una logística menos carbonizada, más eficiente, próxima y diversificada, claves para la seguridad, competitividad y resiliencia de nuestros sectores industrial y exterior. 

El Presupuesto de carreteras también incrementa, hasta llegar a los 2.463 M€.

Ello nos permite mitigar, con mayor decisión e impulso que nunca, el déficit de conservación que arrastra una parte de nuestra red viaria.

Y lo hacemos porque es necesario. Porque debemos ofrecer a las usuarios y usuarias de nuestras carreteras las mejores condiciones de servicio, comodidad y seguridad.

Por eso, destinamos a conservación el mayor presupuesto de la historia: 1.371 M€. Porque estamos comprometidos con la seguridad y la fiabilidad de nuestra red y con el patrimonio público común de los españoles.

Un patrimonio viario que también debemos hacer más digital, más sostenible y más eficiente.

Por eso, destinamos inversiones para transformar nuestra red existente:

  • Para humanizar las travesías con actuaciones en los entonos más urbanos,
  • Para mejorar la seguridad de los usuarios más vulnerables de nuestras carreteras como son peatones y ciclistas,
  • Para modernizar los túneles de la red y a hacerlos más seguros
  • Para crear carriles Bus-Vao para mejorar su eficiencia
  • Y para proteger el entorno natural y animal que rodea nuestra red.

Una red donde también prestamos especial importancia a los grandes nodos que nos conectan con el exterior. Que promueven la expansión de las empresas españolas y la economía. Nuestra red aeroportuaria y portuaria.

En el modo aéreo, con los presupuestos para el próximo año que, incluyen ya el DORA 2022-2026, perseguimos los siguientes objetivos:

  • La recuperación del tráfico y la gestión eficiente de nuestra red en términos de seguridad y calidad.
  • La sostenibilidad medioambiental como eje vertebrador de las actuaciones, sobre todo con el Plan Fotovoltaico que permitirá a Aena la total autogeneración de toda su energía eléctrica en el año 2026.
  • Y la innovación como pieza esencial para la eficiencia y la calidad en la prestación del servicio.

En el ámbito de la navegación aérea, la digitalización, una mayor automatización y el uso de la tecnología satelital serán piezas clave para el impulso del Cielo Único Europeo que nos reportará mayores beneficios en sostenibilidad, en capacidad operativa y también en seguridad.

Para el transporte marítimo y el sistema portuario, nodos fundamentales para la eficiencia de la cadena logística y descarbonizada, las inversiones se centrarán en cuatro aspectos que entendemos esenciales: intermodalidad, digitalización, sostenibilidad y por supuesto, salvamento marítimo.

Para terminar, permitidme que haga también referencia a las cifras que destinamos al transporte.

A mantener y reafirmar el compromiso de este Ministerio con la conectividad de las personas y los territorios independientemente del lugar donde vivan.

  • Con partidas de ayudas tradicionales para el sector y para los usuarios como las Obligaciones del Servicio Público ferroviarias, para familias numerosas, y para bonificaciones a viajeros y mercancías en autopistas de peaje,
  • Con ayudas para el transporte extrapeninsular para dar respaldo presupuestario a las bonificaciones al transporte aéreo y marítimo de los residentes de los territorios extra peninsulares.
  • Y con las ayudas procedentes de la financiación europea para el impulso de la digitalización, la sostenibilidad e innovación de la cadena logística de transporte y la digitalización de empresas.

Por lo tanto, esta es la recuperación justa que planteamos y estas son las trasformaciones, las inversiones y la estrategia del Ministerio que dirijo para el próximo año.

Unos presupuestos para consolidar esta recuperación:

  • Con una inversión pública histórica: 16.286 millones de euros, porque este Ministerio es clave en la recuperación. Nuestras inversiones, insisto, representan alrededor del 40% de toda la inversión pública de los PGE.
  • Un esfuerzo inversor sostenible que representa el 1,3% del PIB, y que recupera la senda de conservación del stock del capital público y alineados también con el nivel de inversión de los países con un similar desarrollo económico.
  • Que dinamiza el empleo. Nuestras inversiones inducirán la creación de unos 350 mil puestos de trabajo. Empleo que, en gran medida, se concentrará en sectores con gran desarrollo futuro como son la rehabilitación energética e inversiones sostenibles.

Unos presupuestos por lo tanto justos para una recuperación inclusiva, para todos y para todas.

  • Para ayudar a la emancipación de 70.000 jóvenes.
  • Para combatir la exclusión y para ahora sí, invertir en vivienda. En programas que priman las rentas bajas, los colectivos que más lo necesitan y combaten la pobreza energética.
  • Para impulsar la movilidad cotidiana, la transformación sostenible del transporte urbano y de proximidad. Apostando por las Cercanías, y también por la alta velocidad y la red convencional que une y conecta y vertebra territorios y personas.
  • Unos presupuestos para una España descentralizada y coordinada con más de 3.600 M€ de transferencias para Comunidades Autónomas y Entidades Locales, para movilidad sostenible y para rehabilitación y vivienda social.
  • Y que verdaderamente afronta el Reto Demográfico y que combate la despoblación y sus desventajas con soluciones innovadoras de movilidad.

Unos presupuestos para la transformación segura, sostenible y conectada.

  • Que apuestan verdaderamente por la conservación y la seguridad de nuestra red de infraestructuras. Con un presupuesto de conservación de carreteras histórico, y que refuerza los programas de seguridad en el resto de modos: con actuaciones de seguridad ferroviaria, seguridad marítima y aérea
  • Por la digitalización del transporte.
  • Y por la sostenibilidad ambiental y la lucha contra el cambio climático. Porque más del 54% de la inversión del presupuesto de este Ministerio, según los criterios marcados por Europa, son inversiones con etiqueta verde.

En definitiva, unos presupuestos para las ciudadanas y para los ciudadanos. Para ya sea en el ámbito de mejorar su vivienda, su edifico, su barrio, su ciudad o para facilitar y mejorar sus oportunidades de movilidad. Acercarles a donde no puedan llegar. De eso somos responsables, de acercar a los ciudadanos y ciudadanas a donde quieran llegar.

Gracias.

Área: Ambito geográfico: