Matilde Ucelay

Imagen de Matilde Ucelay

Matilde Ucelay (Madrid, 1912-2008) nació en la calle Libertad y se educó en el Instituto-Escuela de la Institución Libre de Enseñanza, a la que estaban ligados su padre, abogado, y su madre, fundadora de la compañía de teatro Anfistora. Presagios de libertad que la llevaron en 1931 a comenzar los estudios de arquitectura en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Madrid. Aunque se matriculó con varias compañeras de instituto, fue la primera mujer en terminar la carrera de arquitectura en España, en 1936, en un año menos de lo habitual. El Colegio de Arquitectos y muchos de sus compañeros de carrera le organizaron un homenaje en el Hotel Nacional de Madrid el 10 de julio de 1936, al que asistió entre otras personalidades republicanas Amós Salvador, Ministro de Gobernación, del que dependía la Dirección General de Arquitectura. Seis años después esa misma Dirección General impulsó su depuración política y un Consejo de Guerra la inhabilitó por 5 años para el ejercicio de su profesión junto a otros 100 arquitectos asociados a la República. La represión no impidió que iniciara, aún inhabilitada, una fructífera carrera que se extendió durante más de 40 años.

Ha sido descrita como una arquitecta artesana, detallista y atenta al entorno del edificio. Por las mañanas visitaba y supervisaba las obras con su Seiscientos y por las tardes diseñaba en la mesa de su estudio, en el ático del edificio de viviendas Castaño en la calle Alcalá de Madrid. Alejada de las tendencias del momento y de los grandes proyectos de arquitectura pública (lo primero más voluntario que lo segundo), siempre estuvo preocupada por cumplir los deseos de clientes y clientas, concibiendo sus obras a escala humana, orientadas a satisfacer las necesidades cotidianas de quienes van a vivir o trabajar en el edificio.

«Mi forma de construir no se guiaba por los diferentes estilos que imperaban en el país. Me ocupaba del gusto del cliente. Es importante construir para que la persona que te paga esté satisfecho o satisfecha»

Firmó más de 120 proyectos, a los que hay que añadir los elaborados durante su etapa de inhabilitación y firmados por arquitectos amigos, principalmente para la burguesía madrileña o para clientela extranjera residente en España. La mayoría de sus proyectos fueron casas unifamiliares, como las casas de Teresa Marichalar, Ortega Spottorno, Guillermo Bernstein, Simone Ortega, la casa Oswald en Puerta de Hierro (Madrid), la casa Benítez de Lugo en las Palmas de Gran Canaria o la casa de su hermana Margarita en Long Island. También diseñó fábricas, como la Ballvé-Pérez Rey o la Wolfram, y la librería Turner de Madrid.

Cuando en 2004, recibió el Premio Nacional de Arquitectura (la segunda mujer en recibirlo, después de Benedetta Tagliabue en 1995) y, con él, el reconocimiento y el aprecio de la opinión pública, respondió a un investigador que fue a entrevistarla a su casa: «¿Por qué realizas una tesis sobre mí si yo no he hecho nada importante?». El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana ha creado en su honor los Premios Matilde Ucelay del Grupo MITMA, que se convocarán anualmente y tienen por objeto el reconocimiento público de aquellas actividades que, en el ámbito de la perspectiva de género, se desarrollen en el sector de los transportes, la movilidad o la agenda urbana.

Descarga en PDF

  • Casa Bernstein
  • Casa Oswald
  • Matilde Ucelay
  • A pie de obra
  • Proyecto unifamiliar en Monteprincipe