Bettina Inés Kadner

Bettina Inés Kadner

La madre de Bettina Inés Kadner (Madrid, 1946) tenía una empresa de señalización de carreteras y aeropuertos. Cuando con 12 años le acompañó a supervisar la máquina que pintaba las rayas discontinuas de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Getafe los ojos se le iban de la tierra al cielo, a los aviones que despegaban y aterrizaban. Apenas unos años después estaba pilotando una avioneta AISA I-11B en el Aeroclub de Cuatro Vientos.

Allí obtuvo el título de piloto privado, y poco después el de piloto comercial en las escuelas de Alicante y Murcia. Tras hacer prácticas de vuelo en la compañía Spantax, preparó y aprobó las exigentes pruebas para el Certificado de Vuelo Instrumental IFR en la Escuela de Salamanca. Con 23 años empezó su carrera en Spantax como copiloto de los aviones turbohélice Fokker 27 y en 1972, con 25 años, fue la primera mujer en ser comandante de un avión de pasajeros en España (y la segunda en Europa). Durante 15 años fue la única. En Spantax pilotó aviones D-C6, DC-7, Convair Coronado, DC-9 y Boeing 737. En 1987 fichó por Iberia donde fue copiloto de DC-9, Airbus 300 y Boeing 757 antes de volver al puesto de comandante de Airbus 319, 320 y 321 en 1996, hasta su jubilación en 2006.

«Es necesario aumentar la presencia de la mujer en la profesión de piloto, que los niños y niñas vean con naturalidad la presencia de mujeres en puestos culturalmente asociados a la figura masculina»

A Kadner le apasionaba volar, pero pronto descubrió que también le gustaba enseñar. En varios cursos de Douglas y de Boeing en EE.UU. se cruzó con otras pilotos, algo todavía imposible en España, y allí «se sentía normal y menos observada con mis colegas femeninas». Empezó como instructora en la Escuela de Pilotos de nuevo ingreso de Iberia y en 1995, como vocal de la Asociación Española de Pilotos (AEP), impulsó la creación del Colegio de Pilotos de Aviación Civil (COPAC) y del Centro de Estudios Superiores de Aviación (CESDA), pionero en la creación de un modelo profesional de carrera de aviación civil en España.

Sigue vinculada a la promoción de la aviación civil y, en especial, al fomento de la igualdad en el sector, a través de su apoyo al grupo Aviadoras, dentro de la AEP, que busca aumentar el número de mujeres pilotos en España. Actualmente hay 200 pilotos comerciales mujeres en España, apenas un 3,5% del total. En 2019, fue investida doctora honoris causa por la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona.

Descarga en PDF

  • Bettina Inés Kadner
  • Bettina Inés Kadner vestida de piloto
  • Torre de control aeropuerto Madrid-Barajas
  • Avión en vuelo. Autor José Caballero