Acciones 25N Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

Datos de interés

  • Más de 11,6 millones de mujeres, 1 de cada 2, ha sufrido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida en nuestro país.
  • 2,9 millones de mujeres han sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja o expareja.
  • 6,5 millones de mujeres han sufrido violencia psicológica, de control o emocional por parte de su pareja o expareja.
  • 1,3 millones de mujeres han sufrido violencia física o sexual fuera de la pareja.
  • 8,2 millones de mujeres han sufrido acoso sexual a lo largo de su vida.

MITMA

Manifiesto 25 noviembre “Día internacional contra la violencia hacia las mujeres”

Lazo

Como cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional contra la Violencia hacia las mujeres. En este 2020 se cumplen 20 años de la designación de esta fecha por Naciones Unidas y quiere mostrar su apoyo a todas las víctimas: a las mujeres asesinadas, a sus hijos e hijas huérfanos; a sus madres, padres, hermanos, hermanas, amigos. Compartimos su dolor, su desolación y combatimos su causa.

Desde 2003 han sido asesinadas 1.071 mujeres y desde 2013, 297 niñas y niños han quedado huérfanos. En 2020 han sido asesinadas 38 mujeres, y 19 niños y niñas han quedado huérfanos. (Datos del 30 de octubre)

Este mes de octubre conocíamos los datos de la “Macroencuesta de violencia contra la mujer”. Los datos son estremecedores. El 34,2% de las mujeres han sufrido violencia por parte de sus parejas o exparejas. El 47,2% no han denunciado ni han utilizado los servicios públicos de ayuda. El 40,4% de las mujeres ha sufrido acoso sexual a lo largo de su vida. El 60,5% de las mujeres entre 16 y 24 años. Las cifras aumentan entre las mujeres jóvenes. Además, de cada 10 mujeres víctimas de violencia de género con hijos o hijas afirman que estos sufrieron también violencia por parte de sus parejas.

Tal como expresa la ONU, “la violencia contra las mujeres y las niñas, arraigada en unas relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres, persiste como una crisis silenciosa y endémica”. Este año, además, la situación se ha visto agravada por la pandemia mundial que nos asola. Y que, si afecta a las mujeres con más intensidad y de forma concreta por la desigualdad estructural en la que se encuentran, es especialmente terrible para las mujeres víctimas de violencia de género.

El impacto de la Covid-19 en las mujeres, y especialmente en las víctimas de violencia las aboca a confinarse con su agresor. Asimismo, refuerza el aislamiento de las mujeres que tienen compañeros violentos, separándolas de las personas y los recursos que mejor pueden ayudarlas. Es la situación perfecta para ejercer un comportamiento controlador y violento en el hogar”.

Debemos de poner también atención a las violencias machistas en el ámbito laboral. Aquellas que se manifiestan en forma de acoso sexual y por razón de sexo. Pero sobre todo implantar una política específica sobre violencia de género en el centro de trabajo, creando una cultura de gestión de recursos humanos que tenga en cuenta la problemática asociada a las mujeres que se encuentran en esta situación, apoyando el acceso y el mantenimiento del empleo de las mismas convirtiendo el lugar de trabajo en un espacio seguro.

¡Contra la violencia de genero más formación!

¡Contra las violencias machistas más igualdad!