Celebración de la inscripción del Paisaje de la Luz en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO

El Real Observatorio de Madrid, incluido en el eje Prado-Retiro, Patrimonio Mundial de la UNESCO

  • El “Paisaje de la Luz” ha sido reconocido en la categoría de Paisaje Cultural por aunar, en un entorno urbano naturaleza, cultura y ciencia desde mediados del siglo XVI.
  • Incluye al Real Observatorio de Madrid, joya histórico-científica que gestiona Mitma a través del Instituto Geográfico Nacional (IGN).
  • El subsecretario de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Jesús M. Gómez García, y el director general del IGN, Lorenzo García Asensio asistirán esta tarde a un acto para celebrar la inscripción.

El Real Observatorio de Madrid, adscrito al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), a través del Instituto Geográfico Nacional (IGN), está incluido en el eje Prado-Retiro, “Paisaje de la Luz”, que ha sido reconocido como Patrimonio Mundial de la UNESCO en la categoría de Paisaje Cultural. Con ello, la UNESCO ha reconocido la relevancia de aunar, en un entorno urbano, naturaleza, cultura y ciencia desde mediados del siglo XVI hasta hoy.

Para celebrar la inscripción del “Paisaje de la Luz” en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, tendrá lugar esta tarde, en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles en Madrid, un acto al que asistirán, en representación de Mitma, el subsecretario de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Jesús M. Gómez García, y el director general del IGN, Lorenzo García Asensio.

El Real Observatorio de Madrid (1790) ocupa un papel protagonista dentro del eje Prado-Retiro de Madrid, pues se trata de una institución científico-técnica con más de 200 años de historia en la que se sitúa la sede del Observatorio Astronómico Nacional.

Mitma dedica un gran esfuerzo a la conservación y promoción de su valioso patrimonio arquitectónico, siendo el Real Observatorio de Madrid declarado Bien de Interés Cultural desde 1995, uno de los más interesantes exponentes de la arquitectura neoclásica española.

Incalculable valor histórico y artístico

El Real Observatorio, representa el valor que en época de Carlos III se asignó a las disciplinas científicas en el siglo XVIII. Cuenta con la espectacular réplica del telescopio de 25 pies, construido en 1802 por uno de los más grandes astrónomos de la historia, William Herschel (1738-1822), y que fue uno de los tres mayores telescopios del mundo en su época. Completa este complejo arquitectónico la Sala de Ciencias de la Tierra y del Universo donde se muestra la valiosa colección de instrumentos antiguos del Observatorio.

Además de su incalculable valor histórico y artístico, hay que destacar que el Real Observatorio ha conservado vivo su espíritu ilustrado hasta nuestros días. En sus instalaciones se siguen realizando hoy observaciones astronómicas, aunque en modo remoto, utilizando grandes radiotelescopios en otras ubicaciones (sobre todo los del IGN en Yebes, Guadalajara y Pico Veleta, Granada) y se desarrollan investigaciones de primer nivel internacional sobre el origen y evolución de estrellas y galaxias. Asimismo, acoge la sede del Observatorio Geofísico Central del IGN, que gestiona, los sistemas e infraestructuras de alerta y vigilancia de desastres naturales como los ocasionados por terremotos o crisis volcánicas.

 

Área: Ambito geográfico: