Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
En la provincia de Zaragoza

Mitma pone en servicio 10 km del tramo Gallur-Mallén de la autovía A-68, tras invertir 39 millones de euros en toda la infraestructura

  • El tramo parcial, que se pone en servicio, entre los enlaces de Gallur Este y Mallén Este, supondrá una mejora para la seguridad y la movilidad de sus usuarios, permitiendo circular por vía de gran capacidad en los 55 km que separan Zaragoza de Mallén.
  • Continúan las obras de la A-68 entre el enlace Mallén Este y el semienlace de Cortes, punto donde enlazará con la autovía ya en servicio en Navarra.
  • La inversión total prevista hasta completar los 15 kilómetros del tramo asciende a 68 millones de euros

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha puesto hoy en servicio 10 kilómetros del tramo Gallur-Mallén de la autovía A-68, en la provincia de Zaragoza, entre los enlaces de Gallur Este y Mallén Este. En paralelo, continúan avanzando las obras de duplicación de la N-232 en el resto del tramo, unos 5 kilómetros, hasta el semienlace de Cortes, punto donde la nueva infraestructura enlazará con la A-68 ya en servicio en Navarra.

Al acto de puesta en servicio han asistido la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa María Serrano Sierra y el director general de Carreteras de Mitma, Javier Herrero Lizano, entre otras personalidades.

Hasta la fecha se llevan invertidos 39 millones de euros en esta nueva infraestructura, incluyendo el tramo que continúa en obras, de los 68 millones de euros que se estiman para su completa finalización. Supondrá una importante mejora para la seguridad y la movilidad de sus usuarios, permitiendo conectar Zaragoza con Tudela a través de una vía de gran capacidad.

La autovía A-68 constituye la conexión logística principal del transporte por carretera desde el nordeste de la Península hacia el norte de España.

La duplicación de la N-232 entre Gallur y Mallén es una actuación muy demandada debido a que la N-232, carretera convencional paralela a la autopista AP-68, soporta en este tramo un elevado tráfico, especialmente de vehículos pesados (aproximadamente 11.000 vehículos diarios, con 56,20 % de pesados) y una siniestralidad alta.  Tras esta apertura se dejará de bonificar el tramo de la autopista AP-68 entre Alagón y Gallur, medida adoptada para fomentar el trasvase de pesados desde la N-232 hacia la AP-68 y así mejorar la seguridad vial.

Características técnicas

El tramo que se pone en servicio tiene una longitud de 10 km. Se inicia tras superar el enlace de Gallur Este, puesto en servicio en 2021 con el tramo Figueruelas-Gallur de la A-68, y finaliza en el enlace de Mallén Este, donde se unirá con la N-232 que continua en obras hasta la finalización del tramo completo.

La sección transversal de la autovía está formada por dos calzadas con dos carriles de 3,50 m, separadas por una mediana estricta, arcenes interiores de 1,50 m y exteriores de 2,50 m.

Con este tramo entran en servicio dos enlaces de tipología diamante con pesas:

  • El Enlace de Gallur Oeste permite la conexión con la carretera N-122 y la autopista AP-68 por el sur y por el norte con la carretera autonómica A-127, que se adentra en la Comarca de las Cinco Villas pasando por Gallur.
  • El Enlace de Mallen Este, permite en esta primera fase de apertura los movimientos de incorporación hacia Zaragoza y de salida desde Zaragoza y da servicio a esta localidad y al polígono industrial El Zafranar a través de vías de servicio.

Estos enlaces quedan conectados a su vez a través de una vía de servicio a cada lado de la autovía existiendo un paso superior que permite la conexión de ambas. Junto con estas vías de servicio entrará en funcionamiento otra entre el kilómetro 286,4 y el enlace de Gallur Oeste permitiendo así la reordenación de accesos del tramo.

Se han construido un total de 8 estructuras (3 pasos inferiores y 5 pasos superiores) que dan continuidad, entre otras infraestructuras, al Canal de Lodosa y a tres vías pecuarias, garantizando así la permeabilidad transversal de la zona.

Para garantizar la integración ambiental de la obra destacan medidas como la revegetación de los taludes; los pasos, portillos y rampas de escape para la fauna; la instalación de empalizadas de madera en los pasos superiores, que dan continuidad a las vías pecuarias; la colocación de pantallas antiruido o la restauración de las zonas de extracción de áridos.

Se ha de destacar la gran dificultad que ha supuesto las obras ya que la carretera convencional N-232 ha estado en servicio en todo momento.

 

Imagen noticia: Imagen de la noticia - Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Imagen de la noticia - Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda UrbanaDescargar imagen

Imagen noticia: Imagen de la noticia - Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Imagen de la noticia - Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda UrbanaDescargar imagen

Imagen noticia: Imagen de la noticia - Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Imagen de la noticia - Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda UrbanaDescargar imagen

Área: Ambito geográfico: